Castilla-La Mancha aprueba una moratoria para no instalar macrogranjas hasta 2025

Castilla-La Mancha aprueba una moratoria para no instalar macrogranjas hasta 2025

Gracias la mayoría absoluta del PSOE y con los votos en contra de PP y CS, en Castilla-La Mancha no se podrán instalar ‘macrogranjas’ al menos en los tres próximos años. Así lo ha aprobado hoy las Cortes de Castilla-La Mancha, que han dado luz verde a una moratoria para la instalación de estas superficies de granja de ganado porcino en esta comunidad autónoma en concreto hasta el 31 de diciembre de 2024.

Esta regulación llega tras la polémica iniciada por Alberto Garzón sobre la calidad de la carne española en sus exportaciones procedente de este tipo de macrogranjas y precisamente en la comunidad donde uno de los más críticas con la postura del ministro de Consumo fue el presidente de esta comunidad, Emiliano García Page, que llegó a decir, entre otras cosas, que «cuando uno mete la pata lo que tiene que hacer es sacarla».

Tampoco se autorizarán ampliaciones de las macrogranjas ya existentes, aunque se ha dejado abierta la posibilidad de autorización de explotaciones de porcino con «sistemas tecnológicos apropiados» para adecuarlos al tratamiento, valorización y separación de purines.

Así, la regulación se establece para los proyectos de explotaciones de porcino que precisen Autorización Ambiental Integrada, en concreto para todas aquellas que superen las 2.000 cabezas, y no se tramitarán proyectos nuevos ni modificaciones de otros espacios industriales ya existentes que quieran ampliar esta cantidad.

Esta moratoria, que supone modificar la ley de Economía Circular de la región, se ha tramitado como una enmienda que ha presentado el grupo socialista al proyecto de Ley de Medidas Tributarias y Administrativas de Castilla-La Mancha.

En el texto se especifica que el sector del porcino castellanomanchego ha sufrido una «gran transformación» en los últimos 15 años, ya que desde el año 2006 hasta la actualidad el censo de animales se ha incrementado en un 47% y de las 1.286 explotaciones ganaderas de porcino incluidas en 2021 en el registro de explotaciones ganaderas y núcleos zoológicos de Castilla-La Mancha, 227 corresponden con explotaciones con Autorización Ambiental Integrada, de las cuales 90 se han tramitado desde 2016.

Contra esta moratoria ya ha mostrado su rotunda oposición la organización agraria Asaja Castilla-La Mancha, que había pedido «tumbar» la iniciativa. A favor, se han mostrado organizaciones como ‘Stop Macrogranjas’, que va más a allá y pidió que este planteamiento tenga carácter retroactivo.

Deja una respuesta