Directo | Djokovic será detenido este sábado… pero no habrá decisión definitiva hasta el domingo

Directo | Djokovic será detenido este sábado… pero no habrá decisión definitiva hasta el domingo

La decisión del ministro de Inmigración de Australia, Alex Hawke, no ha pillado de sorpresa a Novak Djokovic y a su entorno. El número 1 del tenis mundial ya tenía previsto que esta posibilidad se produjese, máxime cuando vio el resultado de la encuesta en la que preguntaron a los espectadores, y por eso ya había pedido a su equipo legal que estuviese listo para presentar una apelación.

El juez Kelly dirige el juicio rápido que se ha celebrado este mismo viernes, para sorpresa de los propios abogados del tenista, que lamentaron que no tuvieron tiempo suficiente para planificar su estrategia:

¿Te parece bien que retiren el visado a Djokovic?

En cuanto salió el comunicado del ministro, comenzó a abrirse un nuevo plazo para intentar evitar que le echen. El primer paso a dar era pedir la apelación formal a un tribunal federal australiano. Los abogados de Djokovic tenían que argumentar de manera clara que la decisión de Hawke contraviene las leyes fundamentales y los procedimientos legales del propio país, y se agarrarán tanto a la polémica exención médica como a los argumentos dados una semana atrás por el juez Kelly para, inicialmente, dejarle permanecer en el país.

Una vez aceptada esta apelación, que se ha presentado inmediatamente, pidieron un juicio rápido que se celebró a las 20:45h, apenas tres horas después del anuncio del ministro. No había otro remedio: el Open de Australia arranca el lunes 17 y necesitan que la situación esté arreglada antes, por lo que solicitaron que se celebrase con urgencia para que no afecte al orden de juego del torneo.

La premura con la que actuaron las autoridades locales no terminó de gustar a Djokovic y su entorno, que pidieron retrasar la decisión en la vista. De ese modo, el serbio presentará su apelación oficial este sábado, cuando volverá a ser detenido y puesto en cuarentena, retornando al limbo en el que estuvo a su llegada al país. Las partes no se volverán a reunir hasta el domingo para tomar la decisión definitiva con respecto al número uno del mundo.

A partir de ahí, la incógnita. Si en el juicio fallan a favor del tenista, este disputará el Open de Australia con normalidad (toda la que esta situación le puede permitir). 

Si no, será enviado inmediatamente a un centro de detención previo paso a montarle en un avión para abandonar el país. En cualquier caso, la resolución definitiva de este culebrón será a mucho tardar el domingo 16. Justo antes de que el Rod Laver Arena centre toda la atención del mundo del tenis.

Deja una respuesta