Los ‘Hispanos’, a la conquista de Noruega para pasar a semifinales del Mundial

Los ‘Hispanos’, a la conquista de Noruega para pasar a semifinales del Mundial

Tras la primera derrota, intrascendente para su clasificación, de España en el campeonato del mundo de balonmano celebrado en Polonia y Suecia ante la actual campeona olímpica, Francia, ha llegado el momento de la verdad para los ‘Hispanos’. Este miércoles (18.00 horas) comienza su particular lucha por las medallas, y su primer escollo en el camino, en cuartos de final, será Noruega, una selección repleta de confianza y líder de su grupo en la ‘Main Round’.

A favor de los ‘Hispanos’ jugará su amplia experiencia en fases finales y grandes competiciones, tras subir al podio en cinco de las seis últimas grandes competiciones internacionales. Sin embargo, se encontrarán una Noruega más coral que nunca, que aprendió de las derrotas sufridas en dos finales consecutivas de este mismo torneo, y llega a las instancias decisivas con sus estrellas frescas de piernas y listas para la acción.

«Así como en otras competiciones había jugadores noruegos que llegaban al final de los campeonatos con una carga muy elevada de minutos, creo que ahora están rotando mucho más y eso les está permitiendo llegar muy bien a los finales de partido«, advirtió en este sentido el seleccionador español, Jordi Ribera. De hecho, Noruega solo conoce la victoria en el presente Mundial, y ha llegado incluso a remontar marcadores adversos en más de una ocasión.

«Creo que Noruega es ahora una selección mucho más coral, tal y como se ha podido ver en este Mundial en el que Sagosen ha estado a veces fuera de la pista y el equipo ha mantenido un nivel muy alto de juego«, reiteró el preparador español, preocupado por la figura del lateral Sander Sagosen, la principal estrella escandinava. Sagosen, principal anotador noruego con 27 dianas, ha descansado mucho en muchos partidos, y llega a los cuartos de final mucho más fresco que en otros torneos.

El principal motivo de las rotaciones en Noruega, y principal preocupación del combinado español para los cuartos, es la profundidad y calidad de la plantilla nórdica. Han dejado de depender en exceso de la figura de Sagosen, para muchos el mejor jugador del mundo, y presentan un bloque sin fisuras que permite que sus estrellas brillen más que nunca. En la primera línea, sin ir más lejos, cuentan con recambios de la talla de Goran Johannessen y Magnus Rod para dar descanso a Sagosen y Harald Reinkind sin que se resienta el rendimiento del equipo.

Para obtener la victoria, España sabe que deberá ofrecer su mejor versión en defensa, como ya ha recalcado Jordi Ribera reiteradamente: «Tenemos que defender muy, muy bien, porque es un equipo que sabe abrir muy bien a las defensas rivales y dejar solo al jugador con el que quieren enfrentarse para aprovechar su capacidad para el uno contra uno». Los ‘Hispanos’ llegan además con las probables bajas de Iñaki Peciña y Agustín Casado, que ya se perdieron el último partido ante Francia.

«Tenemos que impedir que en ataque nos hagan excesivas faltas que nos rompan un poco el ritmo de juego y, sobre todo, evitar las pérdidas de balón para que no puedan salir al contraataque«, recalcó Ribera. España deberá dotar a su juego de ataque de la máxima velocidad y precisión posibles, cargando sus ofensivas en los extremos y pivotes, donde bajan notablemente los porcentajes de paradas del guardameta Torbjorn Bergerud.

Aun así, ni Bergerud, ni Sagosen, ni ninguna otra estrella del conjunto nórdico parecen intimidar a una selección española que, tras lograr el billete para los torneos preolímpicos, el primer objetivo con el que arrancó el torneo, no quiere que nada ni nadie le impida faltar a su cita con la lucha por las medallas.

Deja una respuesta